El Panteón By:

El Panteón

El Panteón es el solo monumento quedado intacto desde los tiempos clásicos: es la gloria de Roma de su punto de vista artístico y arquitectural. Construido en 27 antes de Jesús Cristo por Marco Vipsanio Agrippa (arquitecto y yerno de Octaviano Augusto) fuè dedicado a los dioses de la familia Julia. Destruido por un incendio en 80, fue restaurado bajo el Emperador Domitiano. Después del segundo incendio de 110 fue renovado de nuevo por Apollodoro de Damasco, el arquitecto de Trajan, y completamente redisenado por el Emperador Adriano en 125. Otras restauraciones fueron efectuadas bajo Septimio Severo y su hijo Caracalla en el curso del tercero siglo.

Esta estructura en forma de cilindro merece más de 15 minutos para ser comprendida como una maravilla del pasado y ninguna visita guiada privada de Roma jamás será bastante para describirlo en su complejidad.

El 16 de marzo 609, Papa Bonifacio IV, con la autorización del Emperador Focas, transformó el templo pagano en una iglesia cristiana, aportando a eso a los restos de muchos Cristianos de las Catacumbas y dedicandola a “Santa María de los Martyres”, asegurando la conservación del edificio hasta nuestros días.

El techo interior del Panteón fue cubierto de bronce, pero este material precioso (casi 450.000 libras) de allí fue sacado por Papa Urbano VIII Barberini (1623-1644), y fue utilizado por Gianlorenzo Bernini para construir el Baldaquín del Altar Major de la Basílica de San Pedro y para otros trabajos. En 1929 la iglesia, más tarde del Tratado de Latràn, asumía el título de Basílica Palatina,o más correctamente la Iglesia Oficial de todos los italianos.

A lo largo del perímetro interior distinguimos siete nichos: en el nicho opuesto a la entrada estaba antiguamente una estatua de Martes Ultor que había castigado a los asesinos de Julio César. En otras estatuas de Martes y Romulus, Eneas, Ascanio y de Julio César. Otros dioses y héroes se encontraban en los espacios intermedios.

En las siete capillas internas del Panteón podemos ver hoy las tumbas de muchos de los grandes pintores y arquitectos (como Raphael) y de la familia de Savoia (Victor Manuel II, el primer rey de Italia).

El Panteón es un lugar perfecto para comenzar una visita privada de Roma porque a partir de este ejemplo de construcción se puede imaginar cómo se presentaba la arquitectura de Roma antigua.

El perímetro interno del Panteón es sorprendente y da bien la idea de un edificio circular perfecto, como fue aprobado por el Emperador de este primer siglo antes de Cristo, Octaviano Augusto.

TOURS CONNEXES